Ha muerto Chávez pero no el chavismo

Por Roberto A. San Martín

Hoy, 5 de marzo del 2013 a las 4 y 25 minutos de la tarde murió el ex presidente Hugo Chávez Frías en el Hospital Militar donde se encontraba de acuerdo a lo informado por el ciudadano Nicolás Maduro quien usurpa ilegalmente el Poder Ejecutivo en Venezuela desde el fin del período de gobierno anterior cuando dejó de desempeñarse como vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela por el entonces presidente Chávez Frías quien, pese a un fallo, cuando menos “incomprensible”, lo siguió considerando presidente en ejercicio y le dio la potestad para decidir “más adelante” dónde, cuándo y cómo juraría como nuevo presidente.
Pese a toda las retorcidas medidas que se acordaron en La Habana y se aplicaron en Caracas “el más adelante” nunca llegó y el
ciudadano Chávez Frías murió –jurídicamente- en su condición de
presidente “electo” de Venezuela y sin haber podido formar un gobierno “legalmente” de acuerdo al articulado de la Constitución vigente hoy en ese país.

Fue notable que ese importante anuncio lo hiciera más de media hora después de ocurrido el trágico suceso, pues primero se reunieron con el usurpador Maduro algunos jefes militares y un
Supuesto –y tan bien ilegal si existiera- Consejo de Ministros, quizás para acordar cómo darían la noticia y qué medidas tomarían para controlar un posible levantamiento popular. Igualmente se notó la ausencia del presidente en funciones desde el primer minuto de la muerte de Chávez, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular Dios dado Cabello quien, además,
No fue mencionado en ningún momento de esa alocución por el usurpador Maduro.

Minutos más tarde el almirante Diego Molero, devenido ministro de Defensa –según algunos- para servir como “pared de freno” al legal presidente en funciones Dios dado Cabello de quien se conoce su amistad con muchos jefes militares por haber sido el mismo oficial y uno de los complotados en el primer fallido levantamiento chapista contra Carlos Andrés Pérez. Molero hizo su declaración (según él mismo enfatizó) “rodeado de algunos jefes militares” y en ella anunció que: había ordenado un “proceso de despliegue [militar armado] para garantizar la soberanía” del país y “hacer cumplir” la Constitución. Al mismo tiempo anunció haber ofrecido el apoyo de las Fuerzas Armadas a la familia del fallecido presidente y al Gobierno usurpado por Maduro. Y, para hacer más confuso su mensaje dijo que los militares estamos “dispuestos a dar el todo por el todo para hacer cumplir la Constitución”. Y recalcó: “Estaremos con la misión de cumplir y hacer cumplir la Constitución por el bien de la patria”.

Pregunta tonta y si el almirante-ministro “esta dispuesto” a hacer todo por cumplir la Constitución, cómo ofrece su apoyo a Nicolás Maduro que es un usurpador y no expresa su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional y presidente del país en funciones, Dios dado Cabello? ¿Será porque la Constitución obliga al presidente de la Asamblea Nacional a llamar a “nuevas elecciones presidenciales en un plazo no mayor de 30 días”?

Espero que alguien me responda, aunque yo estoy seguro que es así. Lo definitivo es que Chávez ha muerto y que ha dejado suyos todos los buitres corruptos que el formó o los llamó a su lado y ahora todos luchan a muerte por no perder el retazo de poder que les toca y desde los cuales se han hecho muchos millonarios “socialistas del Siglo XXI”.

Pero eso es lo que se muestra HOY, ¿pero cuál es –a todas luces- la verdadera herencia que nos deja a su muerte Hugo Chávez Frías? Una maquinaria política aceitada con miles de millones de petrodólares y una dirigencia podrida que luchara con las garras para no salir del poder. Si no me entienden, miren hacia Argentina.
Juan Domingo Perón (1895-1974) fue un general argentino y diplomático elegido como presidente de Argentina en tres ocasiones (1946, 1951 y 1973). Un político extraordinariamente hábil, tenía millones de seguidores, incluso durante sus años de exilio (1955-1973). Sus políticas eran en su mayoría populista y tendían a favorecer a las clases trabajadoras, quienes lo abrazaron y lo hicieron sin duda el político argentino más influyente del siglo 20. Perón murió en 1974, pero por lo que dejó como herencia existe Fidel Castro –a quien el le pagó el pasaje y lo hizo ir a su primera actividad internacional durante el bigotazo. Allí se hizo pasar por presidente de la FEU, ayudado por Alfredo Guevara y lo demás es historia.
El peronismo, dividido de mil formas y compuesto como “conviene para cada elección” . Así nacieron los Meneen, los Moyanos, los Kirchner que hoy gobiernan argentina. Y, ¿por qué razón? Porque los demócratas creyeron que al morir Perón moría el corrupto peronismo. ¡Y no!
¡Cuando el perro aprende a comerse los huevos del nidal del vecino se los sigue comiendo aunque le quemen el hocico!

Eso es lo que no debe dejar de ver la Oposición Democrática en Venezuela. Este es su mejor momento y quizá su único momento en los próximos cincuenta años. No dejen de mirar a “los pata en el suelo” y a los “cerros” y a los que no tienen y no se dejen tragar por la maquinaria terrible de la corrupción. Entonces, podrán aspirar al triunfo, pero EL CHAVISMO TIENE QUE MORIR CON CHAVEZ y en “enterrarlos a ambos con toda la pompa necesaria y bien profundo, para que no se suceden los oportunistas y vayan a llegar hasta los Kirchner (o sus similares chavistas) en mala hora.
Que descanse en paz, Hugo Rafael Chávez Frías. Que la oposición NO CIERRE LOS OJOS ANTE LO BUENO Y POCO que haya logrado hacer y NO LO DEJE PERDER. Que la paz sea tan grande y las necesidades no sean tan espantosas nuevamente como para que el 50 por ciento de los venezolanos vote por otros que les recuerden a Chávez.

Las memorias de las masas son cortas y en veinte años cambian las generaciones que votan por un gobernante u otro y esos no se van a acordar de lo que a ustedes LES HA TOCADO VIVIR EN ESTOS ULTIMOS CATORCE Años, y menos se van a acordar de cómo fueron los cuarenta anteriores.

Junto con Chávez, entierren al civismo y que sirva de ejemplo de la Venezuela que no debe repetirse jamás.

Anuncios

Acerca de roalsam

Editor de América Latina - El Nuevo Herald Escritor y director de Radio y TV - ICRT, Cuba Dramaturgo - Instituto Superior de Arte, Cuba Director de TV, Instituto Cubano de Radio y TV Periodista, reportero y director para la radio y TV cubana Profesor de dramaturgia y dirección de radio y TV, Cuba
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s