¿Cómo asesinar a una página de internet molesta?

Roberto A. San Martín

Por: Roberto A. San Martín

Yo me firmo en Google.com (que es a quien he seleccionado para ser la página principal de mi Navegador), pero la página que aparece es http://zeeuus.com/ (que yo no conozco, ni tengo conciencia del momento en que nació, ni en los de antes como se formo, se montó en algún otro artilugio tecnológico, para llegar a convertirse en la “pagina -que aparece- como página principal de mi navegador solo puedo decir que aparece y ES (no sé lo que hubo antes, ni -ni de qué- como se formo, evolucionó y creció para ser página principal de MI NAVEGADOR (que debió asesinar en algún instante previo a su nacimiento) que aparece cuando enciendo mi computadora y aprieto la tecla de mi navegador una “g” azul preciosa y de gran personalidad y espero para ver como si mi hermoso ícono “g” azul se cree en un acto mágico la página una desconocida que, de tanto insistir en repetir su “robo de identidad, ya me resulta odiosa es:  http://zeeuus.com/ (que como tiene nombre de dios pagano, en ocasiones he llegado a creerla un “producto divino” creado de si mismo por partenogénesis (que no explico ahora porque haría que este email resultara muy largo) y, seguro, después de algo similar a lo que nosotros llamamos “La Gran Explosión” y de la que ¡aseguramos! que de él (o ella, sería mejor decir) nació nuestro Universo: del Big Bang -del que tampoco abemos explicar su origen- y luego (igualmente sin que sepamos cómo, ni cuándo, ni por qué) aparecieron planetas, estrellas y sistemas solares -entre ellos el nuestro- y en él, por incógnitas que se repiten hasta el infinito, llegamos a ser, primero algo, luego ciertos primates -según afirman algunas personas que se auto proclaman a sí mismos con una palabra muy rara: “evolucionistas” -, o de una simpática pareja que llamaron Adan y Eva y que, sin saber nada sobre sexo, ni la reproducción genética, (por eso salimos como salimos) sólo “mordiendo una manzana”, dieron lugar al surgimiento de la humanidad, (según otros que también se proclaman ellos mismos: “creacionistas” (no porque tengan nada contra los judios, que ciertas personas afirman son “sionistas”, si no porque -según pretenden explicar- “creen” en algo llamado “Creación” (que es el doble de largo de explicar que la “partenogénesis”, porque aqui intervienen dos que es el doble de uno) y se proclaman pues, ” creacionistas” sin ser artistas, y aseguran que los por ellos creados, fueron muchos (muchos más que los neuyorkinos, que son bastantes -aunque la mayoría no halla nacido en Nueva York) y se regaron por múltiples paisajes despoblados hasta ser demasiados y entonces les dio por nombrarse “La Humanidad” que es algo muy diversa, formada por individuos bastantes desiguales, y dispersos. Aunque así y todo, un día mamá encontró a papá (aunque a papá le gusta contarlo al revés) digamos pues: que “se encontraron” y ahora tambien hay dos versiones. En este punto está la de mi abuela, que asegura que una cigüeña me trajo en un pañal amarrado a su pico de París (y yo nunca he sabido francés, aunque en Francia hasta los niños lo hablan antes de ir siquiera a la escuela), pero ella -mi abuela- “le pone el cuño”: ‘vine en una cigüeña de París’, pero cuando le pregunte a Mamá dijo que nací ‘por um beso que le dio papá” (¡menudo beso que tuvo que ser, porque yo mido poco más de seis pies de estatura), y luego -según lo que leí (siempre desconfiado) en los libros, están “los otros” que dicen hasta en las Universidades que, no sólo yo, sino “todos nosotros” nacimos por un raro fenómeno que comienza siendo físico, se transforma (y transforma a papá y a mamá -en mi caso, el de ustedes no sé- en su interior en “raros seres electro-químicos” y que eso provoca una descarga (por la electricidad, me imagino) que la nombran “orgasmo” luego hay una evolución muy rara y tortuosa (más difícil de explicar que las palabras “partenogénosis” y “la creación” juntas) y de ese “orgasmo” nací yo y eso me permite concluir que no llegué a este mundo como el producto de lo que llaman “un parto normal” y a lo mejor soy extraterrestre sin saberlo. El hecho es que estoy aquí producto de un proceso que pudiéramos llamar “bastante azaroso” y quizá algo parecido le haya pasado a http://zeeuus.com/ -es un producto tan difícil de explicar como yo que trajo la cigüeña de Paris -como diría mi abuela-, o nació desde un beso, como penosamente balbucearía mamá o es algo más complejo que, para entenderlo, tendría que leer muchos libros y, tal vez, -solo “tal vez”- en ninguno encontraría la verdad del oscuro origen de http://zeeuus.com/ que aparece cuando aprieto mi bello ícono azul “g”, esperando a Google.com, sin que me explique como. He buscado mil explicaciones, porque ya yo quiero quitarlo porque me cae “gordo” y en los foros me dicen mil formas que resultan una vez y luego -como dicen que hizo Cristo y antes un sumerio y también un egipcio- al “tercer día resucita”, pero éste http://zeeuus.com/  es peor porque generalmente “resucita” el mismo día y hagas lo que hagas marcas el ícono azul “G” y “resucita”  http://zeeuus.com/
Yo sé que esto pudiera resultar un delito criminal y aquí, en algunos estados, dan “Pena de Muerte” por lo que voy a pedirles que me ayuden a hacer (la Justicia norteamericana, que es muy rara: muy estricta con unos y menos con otros, si lo dudan pueden hojear el Caso de Los Estados Unidos contra Bernard L. Madoff, 09 Cr. 213 (DC), se asigna a Estados Unidos el juez de distrito Denny Chin) pero a pesar de que se que podemos ser acusados de “Conspiración para cometer un asesinato”, me atrevo a pedirles que no se involucren ustedes, porque aun que Google tenga muchos miles de millones de dólares: una “Pena de Muerte por asesinato en Primer Grado” es una “Pena de Muerte” (y ustedes pueden no correr la misma suerte de Bernard L. Madoff.
Resumiendo, mi solicitud es la siguiente “ayúdenme a matar definitivamente a http://www.zeeuus.com/
Tengan piedad de mí y díganme de una vez, ¿cómo puedo puedo asesinar a http://www.zeeuus.com/ y volver a apretar mi amado ícono azul “g” y saber que me llevara a http://www.google.com y no a otro ladrón de identidades como http://www.zeeuus.com/ y que no es el único. http://www.genieo.com también hace lo mismo y si me van a dar “Pena de Muerte” por uno ayúdenme a matar tambien al otro: http://www.genieo.com/ y http://www.zeeuus.com/
¿Cómo puedo asesinarlos de una vez?

Atentamente,
un amable inter-nauta, antes de ser víctima de http://www.zeeuus.com/, entre otros.

Roberto A. San Martín

Anuncios

Acerca de roalsam

Editor de América Latina - El Nuevo Herald Escritor y director de Radio y TV - ICRT, Cuba Dramaturgo - Instituto Superior de Arte, Cuba Director de TV, Instituto Cubano de Radio y TV Periodista, reportero y director para la radio y TV cubana Profesor de dramaturgia y dirección de radio y TV, Cuba
Esta entrada fue publicada en CUBA, Cultural, Cultural, MIAMI-CUBA, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s